miércoles, 13 de marzo de 2013

El poder de la mente

"Yogi and peacock"
grabado del siglo XVIII



Existe una sabiduría milenaria que nos habla del poder de la mente, sin embargo, recién hoy, la ciencia comienza a investigar y, quizá tímidamente, a aceptar la influencia del pensamiento en todos los niveles de nuestra vida.

Si la medicina actual se rigiese más sobre esta verdad contundente, otros serían los resultados en cuanto a recuperación de la salud; si fuésemos más conscientes de la poderosa energía que transmite un pensamiento, podríamos mejorar sustancialmente nuestra calidad de vida a nivel físico, mental y emocional.

Cada pensamiento genera una respuesta a nivel celular; tanto si los pensamientos son positivos como negativos, nuestras células recibirán esa información y actuarán en consecuencia. Así, creamos y re-creamos constantemente nuestra realidad.

Como es habitual en los relatos de la India, esta fábula describe simple y bellamente cuáles serán los frutos según sean nuestros pensamientos:

"Una vez un hombre, fatigado tras una larga caminata a través de la jungla, se sentó bajo un frondoso árbol y pensó ociosamente para sus adentros en lo feliz que sería si en ese momento pudiera comerse un sabroso mango.

De pronto, un mango le cayó en el regazo. Levantó los ojos hacia el árbol y pensó: "No sólo no estamos en la época de los mangos, sino que este árbol tampoco es un mango. Debe ser el árbol que concede los deseos. ¡Hoy es mi día de suerte! ¡Lo probaré otra vez para estar seguro!". Se concentró y pensó en voz alta: "Quiero que se me sirva una comida completa bajo este árbol". Instantáneamente, la comida apareció.

El hombre estaba tan entusiasmado que apenas si podía comer, pero se las arregló para ir probando cada plato, y aprobó sin reservas las habilidades culinarias del árbol. Después se imaginó una casa, un rebaño de vacas, una bellísima esposa y un millón de monedas de oro. Todo apareció según lo esperado, y él empezó a sentirse satisfecho, pero de pronto se preguntó: "¿ Y si apareciera un tigre hambriento y me devorara antes de haber podido disfrutar de todo esto?"...

Y allí apareció el tigre...."


Leyenda del libro Ayurveda, medicina milenaria de la India, de Robert Svoboda.




9 comentarios:

Carolina dijo...

Epa! ...y aparecio el tigre! hay que cuidar a nuestra mente, dirigirla lo mejor posible para que lleguemos la mayoria de las veces al mejor puerto posible.
Otro sueño fue que Bergoglio sea Papa y los deseos dirigidos funcionaron perfectamente porque... Habemus Papam y es el querido argentino!!! :)
Besos.

Silenciosamente ouvindo... dijo...

Que pena não estar perto de mim,
eu vivo em Portugal, mas gostava
de praticar Yoga, aqui também há,
mas ainda não me fixei em o fazer.
Obrigada pela sua visita e registo
no meu blogue. Já fiz o mesmo no
seu.
Virei visitá-lo sempre que possa.
Bj.
Irene Alves

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Muy buen relato, mi querida patricia y me he reído mucho. mejor no pedir nada fuera de lo necesario.
Un beso grande
Sor.Cecilia

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

La energía siempre sigue al pensamiento.
Seamos buenos sembradores para dar una buena cosecha en todos los mundos... mental, emocional, cuerpo físico. El nuestro y el de toda la humanidad y todos los universos.


Un abrazo.

Moon dijo...

Hola Patricia,

Yo creo que era seguidora tuya ,cuando tenia otro blog (Aloe) no lo sé , pero es una pena que estéis tan lejos.

Un abrazo.

Moon.

David C. dijo...

Que importantes son nuestros pensamientos para nuestro destino.
Saludos
David

BESANA.(Isabel/María) dijo...

Este relato es fabuloso, y como dice mi buena amiga del blog de Aloe que pena que nos separe tanta distancia.
Un fuerte abrazo desde España.
Isabel

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Paso a dejarte un beso de ternura
Sor.Cecilia

impresiones de una tortuga dijo...

Es cierto que tenemos que tener cuidado con lo que deseamos, porque a veces ¡se cumplen los deseos!. Un abrazo Patricia.